Véncete a ti mismo mientras te enfrentas al mundo.

domingo, 29 de septiembre de 2013

Viajar ligero


El equipaje que necesitamos no nos ata con excusas de “no puedo dejarte” ó “te necesito”, la maleta que debemos llevar es mucho más pesada, es la que nos impulsa a ser mejores personas y merecer a ese ser amado, ese equipaje no tiene grilletes pero aún así no lo podremos dejar nunca porque se pega al  alma                                                con   las cadenas de la verdad y un candado de lealtad.                                                                            
                                          Cargar con esa maleta mantiene nuestros pies descansados,                                                   nos suspende en el aire junto con la ilusión del otro…
 y eso amigos se llama viajar ligero.



.......................................................................................................


 Sobre querer hacer las cosas bien y hacer las cosas bien: 
Para querer hacer las cosas bien con alguien que apenas conocemos hace falta carácter y valentía.       
Creo que las dos por igual.              
                   Estoy convencida de que el querer hacer las cosas bien es más importante que el hacer las
                                      cosas bien,    en todo lo demás la intención no es la que cuenta,                                                                                  pero hoy y aquí cuando se desnudan los corazones                                                ¿podemos seguir pensando en nosotros mismos o dejar nuestro monólogo personal?      

       Gente no lo den por un hecho…
 querer hacer las cosas bien es una cualidad que no conoce el egoísmo y mantiene una voluntad de bondad que cada vez se ve menos, aprendí que esa es una de las cosas más valientes que he visto.                     

         La ilusión de hacer las cosas bien así como la tuvimos cuando niños, no desaparece, nosotros mismos la escondemos cuando alguien nos lástima o nos engaña, es natural, y es por eso a la mayoría de las personas no logramos la valentía que se necesita para querer hacer las cosas bien de buenas a primeras.  

          Hay gente que con coraje le enseñan al mundo que queda gente linda, que aun las sonrisas son verdaderas, que podemos seguir siendo niños y que tenemos suficiente amor propio como para arriesgarnos a pesar  de cualquier experiencia a dar un voto de confianza para la humanidad.                                                                                                                                                             
Los invito a ser valientes y a querer hacer las cosas bien y a vos que tuviste esa intención
Gracias !!!
                                                                                                            


.....................................................................................................
Sobre las expectativas son algo... no algo más bien son muy irreales,
y sobre la ilusión es embustera, y si no las conocen es porque no se han enamorado.
 Tanto una como la otra aumentan cuando hay determinación por tener al otro, 
pero eso no tiene que ver con lo pràctico, es muy raro y casi una utopìa, porque uno
no pertenece, uno simplemente es.


........................................................................................................

Nada es perfecto, pero vivir una historia de amor se acerca mucho porque tal vez
nos hace aluciar un poco, yo me reúso a permitir que los químicos no se cuales, de una glàndula
 no sé cuál me embobe... no me lo permito, ya no tengo esa aptitud.

..........................................................................................................


Vitácora de mi ùltima expediciòn:



Como si se tratara de alguna magia, 
                                 en un segundo todo alrededor se sincronizó y cambie mi opinión   de mi misma                                        Todo pasó tan rápido, en un abrir y cerrar de ojos recuperé el poder para ser feliz,                                                    cambie mi opinión de mi misma.   
                                          
                      Me asomé al precipicio, estiré mis brazos y pude tocar el sol con los dedos.   

                                            El miedo desapareció y en su lugar una voz para adentro que repite:                                       -Voy bien, vamos, sé que puedo! 
                           Y lo tomé fuerte y ahora es mío.   

                Es una fuerza que puede cambiar temores y los convierte en simple y volátil felicidad,                                   nada tiene que ver con dominio propio es más un cambio como el del día y la noche,    
             pasará no importa que… pasará cuando esté lista…
pasará en un segundo y    mi segundo llegó!




    Nací solo para verte,  
 nací solo para verte llegar a mí…



Una historia más que fue contada aquí,
Paz, abundancia, salud y sobretodo
amor !!!