Véncete a ti mismo mientras te enfrentas al mundo.

domingo, 27 de julio de 2014

Me siento bien!

Hola gente,

De verdad que hoy me siento bien, en este punto y hoy agradezco ser atípica.
 Es un alivio que mi felicidad no dependa de mi cuenta bancaria, afortunada mente no me he dejado enredar por este mundo consumista que sigue pensando que ocupa cada vez más para ser feliz, soy una suertera porque siempre estoy viendo que la vida me da lo que ocupo a manos llenas.
 Verdadera mente que disfrute más un libro con un café caliente que un selfie en un todo incluido me ha dejado ser más feliz, también el hecho de que adore usar mis zapatos bajos con el jeans roto en vez de los tacones y el bolso de marca me ha dado una dosis de libertad y el que me prefiera pasar desapercibida entre la gente hace que cuando tenga la atención de alguien la valore más.
Siempre he sido así, disfrutando tanto ver esas fotos antiguas y escuchando historias que no me hace falta estar a la moda, hay algo en los recuerdos tan cautivador como el olor de la caja de crayolas o un poema de amor. 
De verdad que es una suerte estar cómoda con mis manías como la de siempre buscar bochos, o negarme a ver la pantalla del teléfono cuando me llaman para contestar sin saber quién es, o la de reírme de mi misma cuando encuentro algo apuntado con nombre subrayado y asterisco, y no recordar para que lo había apuntado, o que tengo la obsesión de adivinar lo que va a pasar en una serie antes de que suceda (aunque nunca pegue).
Hay algo que me ha permitido sentirme una conquistadora, es lo mismo que me ha dejado insistir a pesar de los no, algo por lo que no puedo ponerme en la posición de fracaso aunque las cosas no vayan bien.
Eso que me deja sentirme linda porque me puse lápiz labial o que me deja estar tan segura de llegar y sentarme en la silla del estilista y decirle "lo que hagas me va a gustar" y que efectiva mente me guste.
Eso que me ha dejado ser diferente me ha dado independencia y fuerza, me ha regalo orgullo de género y una porción de dignidad que no te la compra la plata.
Una seguridad espantosa que me deja ser tan cabronamente sincera que más bien aburro. Soy de esas que disfrutan tanto los logros de los demás, que lloran sus tristezas y guardan sus secretos.
 Atesoro una lista enorme de cosas que si tengo y la plata no es una de ellas, pero en serio que no cambio ninguna de ellas por dinero, cómo me gustaría que todas las mujeres pudieran tener lo que yo tengo, mejor aún todos los seres humanos. 
He llegado a pensar que me gustaría que alguien conozca todo esto de mi, después recuerdo que no funciona así, y que bonito se siente estar conforme.
Lo dije gente, hoy me siento bien.

----------------------------------------------------------------------------------
Ya había visto que algunos hombres se quejaban de que las mujeres prefieren a los hombre perjudiciales, digamos que nunca me la creí, pero lo pude comprobar...
Hacemos la lista:
1- Guapo
2- Soltero
3- Educado
4- Atento
5- Buena gente
Esta es una lista básica, muy básica pero sirve para empezar a conocer a alguien, pero hubo algo o mejor dicho no hubo algo, no hubo chispa a pesar de los los check en la lista, me falto más seguridad, la determinación, lo sentí muy humilde con el mismo, algo propio de la gente que se deja dominar. 
Me dí cuenta de que sigo disfrutando la lucha de poder, por auto destructivo que suene,
 que al final  yo soy una más de las que sigue adorando a los cabrones.
Eso tiene que ser un muy mal plan... pero la chispa se enciende o no y punto, 
contra eso no podemos hacer nada.


---------------------------------------------------------------------

Bueno gente por aquí están cambiando las cosas,
ni vida está girando y sospecho que se quiere alinear con
mi destino real, que posiblemente no es el que yo quería, pero saben qué?
-Al final sé que voy a estar bien.


--------------------------------------------------------------------

Ojalá que alguien me lea,
y si me lee que le guste,
y si le gusta que me escriba,
y si me escribe que yo le responda,
y si le gustó tanto que regrese,
y si regresa que me lea,
y si me lee que le guste,
y si le gusta que me escriba,
y si me escribe que yo le responda,
y que sea así hasta que alguno de los dos se canse.
les parece?
-------------------------------------------------------------------

Sin duda esta imagen me inspira.
Espero poder hacerlo algún día ;)


Besos, salud abundancia y Paz!
Disfrutemos  la vida que es para eso!










miércoles, 2 de julio de 2014

La historia con ron y mentolados.

Hola amigos...

Hay una historia que debe ser contada, la protagonista es fue todo un personaje
porque a decir verdad pareciera como si solo yo la echara de menos, aunque estoy segura que a ella nunca le importaría ese detalle. 
En fin:

En el primer capítulo de su vida no se dio cuenta de que disfrutaba mucho de ser del
 lado oscuro, creía que todo lo que le pasaba era pura "chiripa" o cosa del destino.
Ya en la segunda parte le encontró potencial a la malicia y hasta la disfrutó.
Y más adelante entendió su verdadera vocación era lo perverso y no se resistió.

      La declaración oficial de esta afición la tuvo un día que pudo de elegir 
el camino recto, 
tenía todo a favor y hasta resultaba fácil. 
Pero no, ella no dejó de lado sus convicciones;
 hay que reconocer que por lo menos nunca fue deshonesta, siguió fiel a sus 
principios y jamás quiso aparentar ser quién no era.

Había una parte muy divertida en todo esto, o al menos para ella. 
Fue libre para carcajearse y reírse de todo y de todos. Incluida ella misma. 
Hacía parecer como si nada importara, en realidad creo que así era.
Nunca conoció el remordimiento y mucho menos el arrepentimiento, 

Obviamente eso le hubiera quitado la gracia a sus travesuras.


Por todo eso fue que tal vez nunca tuvo miedo de caminar por callejones,
ni tampoco corrió a su casa para que no se le hiciera tarde en la calle.
Lo suyo nunca tuvo que ver con la cobardía, 
por gente como ella a alguien se le ocurrióeso de "tomar el toro por los cuernos".

Y por supuesto que sus amores fueron conquistas, nunca le gustó ser cortejada,
la seducción fue lo más cercano que pudo tolerar y hasta llegó a divertirse con eso.
Algo que me llamó la atención fue su idea de los hombres,
nunca conocí a alguien con una idea tan inestable de sobre sus preferencias,
cambiaba de novio sumamente rápido, lo habitual era empalagarse apenas veía que 
 "la presa" estaba totalmente sometida a sus deseos.
 Jamás la vi sufrir por amor, 
pero sé que una vez amó locamente como nadie, 
alguien me contó que ese flechazo no produjo en ella ningún apego, 
casi como si su condición no le permitiera ser parte de las filas de

corazones punzados por Cupido.


Les confieso que cuando me avisaron de su muerte me sorprendió, 
aunque no éramos tan cercanas entendí que su presencia me iba a hacer tanta falta
 y me pregunto porqué murió tan joven, nadie lo sabe.

En el entierro, dicen que encontraron su cadáver el martes a las 3 de la tarde,
 cómodamente postrado en el sillón y frente al ventanal de su apartamento,
en el segundo piso del centro de la ciudad donde ella acostumbraba quedarse por horas viendo el caos de la presa que se hacía en frente,
 y a lo mejor riéndose de la gente histérica atrapada en el tránsito,
o por lo menos así me la imagino.
 También le escuché decir a un familiar que al lado de su cuerpo inerte

 el inseparable paquete de cigarros mentolado y una botella de ron casi vacía.


Recordé que la primera vez que fui a su apartamento me dijo
que el ron iba con el café, el chocolate, el té, la Coca-Cola, y con cualquier refresco
decente. Según su teoría si no iba con el ron era porque no era digno de ser bebido.
Yo le decía que ese fue un gusto adquirido en alguna de sus vidas pasadas, 
cuando fue vikingo, pirata o cazador de recompensas.
Ahora que lo pienso ella fue una de las compañías más agradables que he conocido en estos... tal vez 5 o 6 años, no es competencia pero si lo fuera ella ganaría.
A veces me llamaba para carcajearse al teléfono y eso siempre lo voy a extrañar.



Después de unos días mi teléfono semi-inteligente (o màs bien lento) 
 me avisó que tenía un correo de 
voz, del martes a las 10:30 a.m. más o menos.
Era ella y su mensaje fue:

-What`s up? ...
Entonces! yo pongo el ron y vos los cigarros de hoy. 
Jajaja por favor ni se te ocurra traer esas venditas papas con el dip delicioso del
otro día porque no dejo de pensar en eso. Jajaja
Llámame para ver la hora, no sabes la de cosas que me han pasado
y estoy contenta de tener al fin una amiga a quien contárselas.
Nos vemos!-

Ese fue su mensaje, lo hizo apenas unas horas antes de morir. Cuando lo escuché 
fue como si ella se estuviera despidiendo, no sentí tristeza, al contrario. 
Su recado fue como un abrazo y no conozco a nadie que
sintiera amargura por un detalle tan cálido, aunque viniera de la mala del cuento.

 Ella está en cada carcajada y cigarro mentolado, recordaré sus 
bromas al final del trago de ron.
Se fue a ser feliz también en otro lugar, sea donde sea que esté,
se debe de estar riendo de mi historia y mi melancolía.

Amiga fue un gusto conocerte. Salud!

-------------------------------------------------------------------------------------
Este día fue muy fuerte, lo que van a leer lo escribí llorando y verdaderamente 
desesperada.  Afortunadamente  al final tenía razón :


¿Hasta adonde llegué,  hasta adonde quiero llegar, hasta adonde estoy dispuesta a llegar?
Quiero vomitar estos sentimientos para expulsarlos fuera de mí, es posible que alguien como yo sienta tanta crueldad, tanto desolamiento.
Como si mi alma moribunda me rogara un respiro, pero no lo va a tener. La agonía no se pospone,  crece cada vez más, siento como me oprime el pecho y no va a salir con lágrimas ni gritos, no va a salir ni a golpes, ni con lamentos. Necesito un respiro.
¿Cómo es que alguien como yo puede llegar a respirar con tanta dificultad?
 No logro respirar, aunque llene mis pulmones de aire y luego los vacíe, no puedo respirar, no logro pensar, solo estoy aquí hundiéndome en un pozo negro y vacío. Donde estoy sola con mis fantasmas.
Mis fantasmas, alucinaciones agonizantes y mis esperanzas a punto de ahogarse y morir.
Escribo sobre el papel porque tengo miedo, y es que hasta adonde quiero llegar?
En momentos como este puedo entender los grandes errores de la humanidad, las faltas imperdonables, las medidas desesperadas, y es que hasta adonde llegaría para dejar de agonizar?
 De qué sería capaz para dejar de sufrir así?
Y si en este momento viniera Jesús con su rostro manchado de sangre y sus enormes ojos tristes le preguntaría: - ¿Señor como es que alguien como yo llega a sentir esto?
De verdad sería capaz de levantar la voz para preguntar y no para pedir a gritos una disculpa?
Sigo esperando por un soplo de aire, pero no lo consigo. Debo arrastrar mi cuerpo por el piso frío, porque honestamente no puedo con él, realmente no puedo conmigo.
Hoy se apagó la luz en mí; algo que una vez brilló y enamoró hoy asusta, hoy me asusta.
Solo escucho a alguien riéndose de mí, alguien que no sabe que podré respirar, que la luz dentro de mi arderá para limpiar el rastro de tristeza.

 Ese que se ríe no sabe que caminaré despreocupadamente.
 Dejaré que me vea morir hoy y mañana respiraré de nuevo.


-------------------------------------------------------------------------------

Un montón de cosas han pasado desde mi última publicación, creo que esta es una de las más
sentimentales que he escrito, y bueno es una parte de nosotros; nuestros miedos, nuestras culpas y
hasta compadecernos a nosotros mismos ciertamente no son lo más positivo del mundo pero
ahí están y es fácil reconocer que nos afectan.
 Es posible que gracias a estos episodios es que podemos  valorar los momentos de alegría.
Aunque yo preferiría no pasar por estas cosas, no creo que exista una manera de evitarlo,
 por lo menos no con vida.
Así que si estas leyendo esto y estás pasando por uno de estos momentos en que respirar
se vuelve tan difícil, no estás solo y tienes que saber que pasará,
y ojalá que puedas entender de que esto es solo una prueba cruel de que estás vivo.
Es por eso que mi recomendación es que luches por seguir con vida,
sé que volverás a respirar y así como yo también volverás a brillar.



------------------------------------------------------------------------------------

Bueno esto viene del face de una amiga:

"No te enamores de una mujer que lee, de una mujer que siente demasiado,
 de una mujer que escribe...
No te enamores de una mujer culta, maga, delirante, loca. 
No te enamores de una mujer que piensa, que sabe lo que sabe y además sabe volar; 
una mujer segura de sí misma.
No te enamores de una mujer que se ríe o llora haciendo el amor,
 que sabe convertir en espíritu su carne; y mucho menos de una que ame la poesía (esas son las más peligrosas), o que se quede media hora contemplando una pintura y no sepa vivir sin la música.
No te enamores de una mujer a la que le interese la política y que sea rebelde y sienta un inmenso horror por las injusticias.
 Una que no le guste para nada ver televisión.
 Ni de una mujer que es bella sin importar las características de su cara y de su cuerpo.
No te enamores de una mujer intensa, lúdica, lúcida e irreverente.
 No quieras enamorarte de una mujer así.
 Porque cuando te enamoras de una mujer como esa, se quede ella contigo o no, 
te ame ella o no, de ella, de una mujer así, jamás se regresa..."

-Martha Rivera Garrido, poeta dominicana.-

----------------------------------------------------------------------------------------------

Esto tampoco es mío, pero vale la pena que lo lean:

Un elogio a la mujer ruda
A los hombres machistas, que somos como el 96 por ciento de la población masculina, nos molestan las mujeres de carácter áspero, duro, decidido. Tenemos palabras denigrantes para designarlas: arpías, brujas, viragos, marimachos. En realidad, les tenemos miedo y no vemos la hora de hacerles pagar muy caro su desafío al poder masculino que hasta hace poco habíamos detentado sin cuestionamientos. A esos machistas incorregibles que somos, machistas ancestrales por cultura y por herencia, nos molestan instintivamente esas fieras que en vez de someterse a nuestra voluntad, atacan y se defienden.
La hembra con la que soñamos, un sueño moldeado por siglos de prepotencia y por genes de bestias (todavía infrahumanos), consiste en una pareja joven y mansa, dulce y sumisa, siempre con una sonrisa de condescendencia en la boca. Una mujer bonita que no discuta, que sea simpática y diga frases amables, que jamás reclame, que abra la boca solamente para ser correcta, elogiar nuestros actos y celebrarnos bobadas. Que use las manos para la caricia, para tener la casa impecable, hacer buenos platos, servir bien los tragos y acomodar las flores en floreros. Este ideal, que las revistas de moda nos confirman, puede identificarse con una especie de modelito de las que salen por televisión, al final de los noticieros, siempre a un milímetro de quedar en bola, con curvas increíbles (te mandan besos y abrazos, aunque no te conozcan), siempre a tu entera disposición, en apariencia como si nos dijeran “no más usted me avisa y yo le abro las piernas”, siempre como dispuestas a un vertiginoso desahogo de líquidos seminales, entre gritos ridículos del hombre (no de ellas, que requieren más tiempo, y se quedan a medias).

A los machistas jóvenes y viejos nos ponen en jaque estas nuevas mujeres, las mujeres de verdad, las que no se someten y protestan, y por eso seguimos soñando, más bien, con jovencitas perfectas que lo den fácil y no pongan problema. Porque estas mujeres nuevas exigen, piden, dan, se meten, regañan, contradicen, hablan, y sólo se desnudan si les da la gana. Estas mujeres nuevas no se dejan dar órdenes, ni podemos dejarlas plantadas, o tiradas, o arrinconadas, en silencio, y de ser posible en roles subordinados y en puestos subalternos. Las mujeres nuevas estudian más, saben más, tienen más disciplina, más iniciativa, y quizá por eso mismo les queda más difícil conseguir pareja, pues todos los machistas les tememos.
Pero estas nuevas mujeres, si uno logra amarrar y poner bajo control al burro machista que llevamos dentro, son las mejores parejas. Ni siquiera tenemos que mantenerlas, pues ellas no lo permitirían porque saben que ese fue siempre el origen de nuestro dominio. Ellas ya no se dejan mantener, que es otra manera de comprarlas, porque saben que ahí -y en la fuerza bruta- ha radicado el poder de nosotros los machos durante milenios. Si las llegamos a conocer, si logramos soportar que nos corrijan, que nos refuten las ideas, nos señalen los errores que no queremos ver y nos desinflen la vanidad a punta de alfileres, nos daremos cuenta de que esa nueva paridad es agradable, porque vuelve posible una relación entre iguales, en la que nadie manda ni es mandado. Como trabajan tanto como nosotros (o más) entonces ellas también se declaran hartas por la noche, y de mal humor, y lo más grave, sin ganas de cocinar. Al principio nos dará rabia, ya no las veremos tan buenas y abnegadas como nuestras santas madres, pero son mejores, precisamente porque son menos santas (las santas santifican) y tienen todo el derecho de no serlo.
Envejecen, como nosotros, y ya no tienen piel ni senos de veinteañeras (mirémonos el pecho también nosotros, y los pies, las mejillas, los poquísimos pelos), las hormonas les dan ciclos de euforia y mal genio, pero son sabias para vivir y para amar, y si alguna vez en la vida se necesita un consejo sensato (se necesita siempre, a diario), o una estrategia útil en el trabajo, o una maniobra acertada para ser más felices, ellas te lo darán, no las peladitas de piel y tetas perfectas, aunque estas sean la delicia con la que soñamos, un sueño que cuando se realiza ya ni sabemos qué hacer con todo eso.
Somos animalitos todavía, los varones machistas, y es inútil pedir que dejemos de mirar a las muchachitas perfectas. Los ojos se nos van tras ellas, tras las curvas, porque llevamos por dentro un programa tozudo que hacia allá nos impulsa, como autómatas. Pero si logramos usar también esa herencia reciente, el córtex cerebral, si somos más sensatos y racionales, si nos volvemos más humanos y menos primitivos, nos daremos cuenta de que esas mujeres nuevas, esas mujeres bravas que exigen, trabajan, producen, joden y protestan, son las más desafiantes, y por eso mismo las más estimulantes, las más entretenidas, las únicas con quienes se puede establecer una relación duradera, porque está basada en algo más que en abracitos y besos, o en coitos precipitados seguidos de tristeza: nos dan ideas, amistad, pasiones y curiosidad por lo que vale la pena, sed de vida larga y de conocimiento.
Este es un comentario copiado del face book de Gerardo Perez.

--------------------------------------------------------------------------------

Y bueno para terminar, en estos días aquí en mi casa andamos mundialistas.
La Sele le ha ganado a cuanto campeón le han puesto en frente a Italia y Uruguay.
A Inglaterra le empató y a Grecia le ganó en penales.
Todos estamos muy contentos y sorprendidos de los ganes de La Sele,
este comentario es de Diego Delfino:

ESTO. ESTO. Y nada más que ESTO. 

Cada vez que alguien me llamó "ordinario" por esta pasión. Cada vez que alguien se mofó de la Sele en mi cara. Cada vez que alguien ha ridiculizado y minimizado el sentimiento ajeno solo porque, precisamente, no es compartido.
¿Y hoy? 

Hoy lo compartimos todos.
A quienes me han dicho una y otra vez "es que no entiendo" les dejo esto. Para que entiendan. Porque ya si con esto no entienden es porque no quieren. Porque no les da la gana. ¿Y saben qué?

Ustedes se lo pierden.



Este es el arte de mi amigo Pocho...


Esperemos que a nuestra amada Sele le salga todo bien,
ya no les podemos pedir más porque nos han dado todo
 lo mejor que pueden y ha sido bastante ;) .

-------------------------------------------------------------

Salud, abundancia, paz y que viva Mi Sele!